El duelo y sus fases

Las 4 fases del proceso de duelo

 

Cuando perdemos a una persona querida, pasamos por un duelo que nos permite aceptar su muerte y que su recuerdo se convierta en una sensación  agradable, que no nos duela al cabo del tiempo. Este proceso no es fácil,  y aunque todos lo asumimos de manera personal, si que debemos  tener en cuenta que un duelo tiene diversas fases por las que todos deberemos pasar.

El shock

Cuando recibimos la noticia de una muerte, caemos en un estado de estupor inicial. Esta fase del proceso de duelo puede llegar a durar unos días, y es la que nos permite interiorizar toda la información que recibimos sobre la pérdida. Algunas personas reaccionan como si no pasara nada, mientras que otras caen en una paralización que les impide incluso comunicarse con los demás.

La rabia

Pasado el shock y asumida la muerte, nos enfadamos. Sentimientos como la injusticia, el desamparo o la inseguridad aparecen y hacen que no podamos llevar una vida cotidiana normal. En esta fase aparecen muchas veces problemas de sueño y de concentración que resultan normales en el proceso.

La desorganización

Cuando ya somos conscientes realmente de que el fallecido no volverá a nuestras vidas, nos sentimos cierto desamparo en nuestro día a día. Muchas personas no tienen ganas de nada, mientras que otras sienten la necesidad de romper con su vida habitual. Es una etapa de transición en la que, en realidad, es mejor no tomar decisiones importantes.

La reorganización

La última fase del duelo se caracteriza porque ya recordamos  al ser querido que hemos perdido de manera reparadora. Con esta fuerza, ya nos sentimos capaces de volver a estructurar nuestra vida afrontando la ausencia.

Los especialistas señalan que estas 4 fases del duelo se pueden repetir más de una vez, pero su superación es una muestra de que vamos aceptando con tranquilidad la pérdida. Reconstruir nuestra vida después del proceso nos permitirá madurar y crecer como personas, después de experimentar el dolor y la pena de la pérdida y de recolocarnos emocionalmente para poder mirar al futuro con optimismo.

En NorteHispana Seguros, con nuestras pólizas de decesos, nos encargamos de todos los trámites relacionados con el fallecimiento y el sepelio de tus seres queridos de una forma eficaz y humana, para ayudarte a llevar estos momentos tan delicados y personales sin más complicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *